domingo, 28 de agosto de 2011

Mis primeras galletas

Por fin estoy en Valencia! después de un mes de Ibiza a Menorca y de Menorca a Ibiza ya echaba un montón de menos la ciudad. 


Pues bueno, como ya me he reunido con toooooodos mis utensilios de cocina, ayer decidí que tenía que hacer galletas. Lo decidí a las 9 de la noche. Y aunque mi hermana y su novio están hasta las narices de que encienda el horno que da mogollón de calor, y de que llene de trastos la cocina, decidí hacerlas igualmente, pero en su honor (para que no se me enfaden)!


La receta que he usado para la masa es la de el rincón de bea y la verdad es que si sigues sus indicaciones, nada puede salir mal, estaban muy ricas. Eso sí, necesito una rejilla como dios manda porque si no, no quedan del todo uniformes.



No os riáis mucho que son las primera que hago!!! Me faltaba azúcar glas para hacer la glasa y al final he optado por usar mazapán, pero como era amarillo cualquier colorante que le ponía dejaba colores raros...
Siento la calidad de las fotos pero es lo que da de si mi pobre cámara!

También he hecho otras con forma de flor para llevárselas a una amiga que ha estado malita este verano y ella si que es una auténtica flor!!Espero que le gusten mucho mucho!


Modelar rosas ya no me resulta muy difícil, tengo algo  más de práctica, pero no sabéis lo que me ha costado poner cada una de las bolitas en el borde!! una a una! creía que me dejaba los ojos y la espalda!! 



Espero atreverme próximamente con la glasa, que por lo que he leído lleva bastante trabajo pero quedan preciosas...


hasta entonces, aquí os dejo éstas para ver que os parecen!





Un besazo!
 Gisela.

domingo, 21 de agosto de 2011

Pan de plátano y cupcakes con pasas y crema de queso.

Desde que conocí este mundo del blog, puedo pasar horas de uno a otro leyendo recetas, historias, curiosidades, y todo lo demás. Así conocí BAKED WITH LOVE de Lo, y me encantó su banana bread; no podía esperar a probarlo y ayer me decidí. No tenía un molde adecuado, solo tenía un huevo y necesitaba dos para completar la receta pero yo quería hacerlo SI o SI.



La verdad es que estaba buenísimo pero yo creo que no me quedó exactamente la consistencia de un pan, si no más bien de un bizcocho. En cualquier caso probarlo porque está muy muy bueno. La receta la podéis encontrar en su blog.




Y ahora me gustaría enseñaros los cupcakes con pasas y crema de queso que he hecho hoy. 
Como os contaba hace unos días llevé a Chimichurri (el restaurante de mi madre) unos cupcakes que había hecho en casa para que los probase su cocinero y  no parecieron gustarle demasiado. Decidí haceros caso y tomármelo como una crítica constructiva y hoy me he plantado en la cocina para que me enseñase a hacerlos a su manera:







Para mi gusto la masa ha quedado un poco seca, parecida a las típicas magdalenas antiguas, poco esponjosa, pero me alegro de haber descubierto la crema de queso porque la buttercream me resulta muy pesada (al menos la que hago yo) y si la de queso coge la consistencia adecuada, es perfecta. También he aprendido a hacer el glaseado, que es una cosa bien sencilla, pero nunca lo había probado.




La receta:
Ingredientes para 24 cupcakes: 
220 gr de azúcar
200 gr de mantequilla
2 sobrecitos de azúcar de vainilla
3 huevos
500 gr de harina
2 sobrecitos de levadura
4 cucharadas de leche
5 0 6 pasas por cada cupcake

Preparación:
1. Precalentamos el horno a 170 ºC
2. Tamizamos el azúcar en un bol y le añadimos los huevos uno a uno  batiéndolo poco a poco.
3. Añadimos los sobrecitos de azúcar de vainilla y seguimos batiendo hasta que  que se haya integrado todo y quede espumoso.
4. Tamizamos la harina junto con la  levadura y la añadimos poco a poco.
5. Derretimos la mantequilla en el micro y la incorporamos junto con la leche (jamás había hecho esto así)
6. Vertemos la masa en el molde para los cupcakes, añadimos las pasas, y lo introducimos en el horno. En el restaurante han sido 15 minutos porque el horno es muy muy potente; en casa siempre los dejo 20-22, pero en cualquier caso la prueba de pincharlos con un palillo para ver si sale limpio no falla para saber si están hechos.

La crema de queso es super sencilla!!  Sólo hay que  mezclar  queso de untar (yo he utilizado philadelphia) con azúcar glas hasta que coja consistencia (la cantidad de azúcar glas también depende de lo dulce que queráis que quede). 
Y para el glaseado simplemente he puesto azúcar glas en un bol y he ido añadiéndole poco a poco a cucharadas agua muy caliente sin parar de remover, después le he añadido el colorante y c'est fini!



La verdad es que he salido muy contenta y he aprendido cositas nuevas!


Espero que os hayan gustado mucho mucho! 
Un besito para tod@s!muuuuuuuuuuuuuuuuuuua!


Gisela.

viernes, 19 de agosto de 2011

¿Y si me he equivocado de carrera?

Hola de nuevo!!
Estaba yo pensando que quizá me he equivocado de carrera...estoy estudiando derecho como ya os conté y aunque estoy muy contenta, me gusta, y este año he aprobado todo, igual no estoy destinada a ser abogada!


Adoro la cocina, y este mundo de la repostería que compartimos día a día a través del blog cada vez me apasiona más. ¿No se os pasan las horas volando mientras elaboráis masas, horneáis y decoráis pasteles? Me relaja tanto meterme en la cocina y olvidarme de todo lo demás!


Nunca pensé que llegaría a vender algunas de mis humildes creaciones y que me surgirían propuestas con recompensa económica, pero así es! Para el 9 de septiembre prepararé nada menos que 120 cupcakes para una boda en el restaurante de una amiga de mi hermana!!! y además es una gran responsabilidad porque todos ellos formarán una pirámide que constituirá la tarta nupcial (todavía no me lo creo).


He vuelto de menorca a Ibiza de nuevo a pasar otra semanita con mi madre, y para mi sorpresa, me había empaquetado todos mis utensilios de repostería y los había mandado a Valencia...yo que estaba deseando reencontrarme con ellos después de tantos días en menorca me he tenido que conformar con los moldes de corazón de nuevo!




Pero yo quería seguir practicando para estar a la altura en septiembre como fuese!




Preparé bastantes cupcakes y mi madre me dijo que me llevase unos cuantos  a Chimichurri (su restaurante)  para ver si se vendían.


Los decoré con buttercream y rosas de  fondant casero en blanco y amarillo y verde pastel:











Se vendieron 3! no sabéis que ilusión cuando mi madre se acercaba y me decía que había salido otro para otra mesa...
Pero al día siguiente su cocinero los probó y me dijo que el bizcocho de la magdalena necesitaba más levadura, que  la crema  estaba demasiado dulce y que para hacerlos para casa muy bien pero que estaban a años luz de parecerse a los de un auténtico chef!!! Decía que  no estaba mal la técnica con la manga pastelera pero que el fondant era demasiado grueso y también demasiado dulce...me fuí desconsolada a casa pero con muchas más ganas de aprender.





















Contadme vuestra opinión!! besitos!


Gisela.

jueves, 11 de agosto de 2011

Ibiza, Cupcakes con amor y fondant casero.

Hoooola!
Hoy quería enseñaros los últimos cupcakes que hice cuando todavía estaba en Ibiza, pero antes os explico porque allí.
Mi madre vive en Ibiza con su novio desde hace ya bastantes años, así que cuando tengo vacaciones aprovecho para ir a verla y viceversa. Nos vemos poquito precisamente porque se fueron allí para montar un restaurante y ya se sabe que el mundo de la restauración quita muuuucho pero que mucho tiempo. Si alguna vez viajáis a Ibiza os invito a que os paséis por Chimichurri (así se llama el restaurante), tiene especialidades alemanas y argentinas, y os va a encantar (no es amor de hija, es que no se puede comer mejor y la terraza es preciosa!!).Yo suelo volverme a valencia con unos kilitos de más..


Aquí os dejo unas fotos para que les echéis un vistazo:





Esta salchichita nos metimos entre pecho y espalda mi amiga y yo!!


Y tenéis todas estas cervezas para elegir! incluida la mítica duff de homer simpson!!


Pues bueno, si queréis comer una buena carne, ni lo dudéis!


Ahora sí que sí, los cupcakes. Los hice para que cuando mi madre y su novio volviesen de trabajar tuviesen una sorpresita dulce después de tantas horas y para estrenar el molde de silicona de corazones que me habían regalado.
Así quedaron:



La buttercream se me cuarteó un poquito pero quedaron bonitos!









Las rosas y las hojas las hice con fondant casero como os adelantaba en el título. Lo hice de nubes o marshmallows porque me había llamado la atención en un video que vi en youtube y quería probarlo. La receta:

Ingredientes:
- 200 gr de nubes
- 400 gr de azúcar glas
- Una cucharada de esencia de lo que más os apetezca.
- Mantequilla
Preparación:
1. Untamos un bol con mantequilla, colocamos en él las nubes, echamos la cucharada de esencia y lometemos en el micro un minuto a la potencia más alta (vigilar el micro porque nunca se sabe si te puedes llevar un susto!)
2. Sacamos el bol del micro con cuidado (porque arde!) y comenzamos a remover las nubes, que ya se han derretido, con mucho cuidado.
3. Echamos la mitad del azúcar glas en el bol y seguimos removiendo integrando bien el azúcar.
4. Espolvoreamos un poco de azúcar glas en la superficie donde vayamos a trabajar la masa. Es muy importante que os untéis las manos con mantequilla antes de empezar a trabajarla o moriréis pegadas como yo!!
5. Vertemos el contenido del bol en la mesa de trabajo y la otra mitad de azúcar glas y vamos amasándola desde fuera hacia dentro hasta que quede una bola bien consistente.
6.Untamos nuestra bola con un poco de mantequilla y la envolvemos en film para que no se nos seque.


Y ya está! es muy fácil!! Se aconseja que se deje reposar la masa un día antes de utilizarla pero la verdad es que yo la utilicé en el mismo día y no tuve problemas. 


Espero que os haya gustado! besos y hasta pronto!


Gisela.

martes, 9 de agosto de 2011

Mi blog solitario, pequeños avances y primeros intentos con fondant.

Parece que tendré que esforzarme un poco más para que alguien (además de mi queridísima madre) lea mi triste y solitario blog que no tiene ni medio comentario, seguidor, etc! jajaja
Pues bueno, bien para mi o para cualquiera que pase por aquí y se detenga a leer, seguiré escribiendo.

Ahora mismo estoy en menorca pasando unos dias en casa de mi novio y no sabéis lo que echo de menos cocinar y sobretodo mi horno! Así que, hasta que vuelva a ponerme manos a la obra, os contaré los pequeños avances que hice tras los cupcakes de oreo.

Mi hermana, que ha presenciado mi evolución con los cupcakes desde el comienzo,  me encargó que le hiciese unos cuantos para llevarlos a la inauguración de la casa de una amiga suya, y como cualquier excusa es buena para mí para encender el horno, me puse a ello con mucho cariño.

Hice doce en total (6 mini y otros 6 normales), todos ellos de  vainilla siguiendo la receta de Alma, y el bizcocho quedó estupendo. Decoré todos menos tres con buttercream, y decidí experimentar con  fondant por primera vez para los otros tres restantes. Así quedaron:






Las rosas de fondant aprendí a hacerlas por un tutorial de youtube: http://www.youtube.com/watch?v=ZMmQiZ5xqRQ






Y así quedó finalmente mi bandeja lista para llevar!


Espero que os hayan gustado!!! Y hasta la próxima!!!Gisela. 

viernes, 5 de agosto de 2011

Así empezó todo

Hola a todos! Me llamo Gisela, soy de Valencia, estudiante de derecho  y tengo 20 años. Me he animado a crear este blog para compartir con vosotros mis experiencias, a veces gratificantes y otras desesperantes, en el delicado mundo de la repostería.


Todo empezó hace un mes cuando hice uno de mis viajes express a Madrid ( la ciudad que más me gusta del planeta) y aproveché para encontrarme con un amigo de allí. Terminé intercambiando recetas de cocina con su madre, y me sorprendió la de cosas maravillosas que había aprendido a hacer en varios cursos de cupcakes y tartas.
Pues bien, yo que soy de ideas fijas y que siempre me ha encantado cocinar, decidí que tenía que aprender a hacer esos cupcakes!
A mi regreso a Valencia (con una caja con papelitos floreados para cupcakes que me había regalado la madre de mi amigo) comenzó mi búsqueda y captura de material para hacer los susodichos cupcakes.


Teniendo en cuenta que vivo en Valencia, donde todavía no se conocen demasiado estas magdalenas estadounidenses, me resultó tremendamente difícil encontrar las cosas que necesitaba; huevos, harina, mantequilla y azúcar los encuentras en cualquier supermercado, pero cuando ya te pones a buscar colorantes, mangas pasteleras, esencias, boquillas, etc., es otra cosa.
Al final encontré un café precioso en una callejuela  al lado de la plaza del ayuntamiento en el que vendían tartas, cupcakes, croissants y demás, y sorprendentemente... ¡también vendían material para hacerlos!. Vendían por internet y lo podías recoger en la tienda, pero como me vieron tan pesada, me sacaron en una de las mesitas un arsenal de productos para cupcakes. Pues bien, tarjeta de crédito en mano, cargué con unas cuantas cosas imprescindibles  y corrí a casa para empezar la batalla (sí, batalla campal en la cocina, y luego veréis el porqué).
Ya en casa, me di cuenta de que no tenía ninguna receta con la que ponerme manos a la obra; he de reconocer que soy más de salado que de dulce (no me gusta el chocolate, podéis matarme), y que lo único dulce que había cocinado antes eran tortitas. Decidí mirar en internet y fue entonces cuando encontré el maravilloso blog Objetivo: Cupcake Perfecto de Alma; explicaba todo tan bien y le quedaba todo tan precioso que creo que hasta he soñado con sus cupcakes!!!


Todo parecía ir genial, hasta que me percaté de que no tenía peso en la cocina (nunca sigo recetas a no ser que no tenga idea, soy mucho más de a ojo que de otra cosa), y lo solventé con ayuda de mi cuñado que calculó los gramos a ojo. Como podéis imaginar fue todo un desastre; la repostería requiere precisión y cantidades exactas. El resultado:




QUE DESASTRE!! En cuanto salieron del horno hicieron PLOF! y es que lo de no medir bien las cantidades tiene sus consecuencias...Además todavía no había comprado el molde para meterlas en el horno y salieron desiguales.






Decorándolas me quedaron más o menos aparentes, pero por aquel entonces la manga pastelera se me resistía mucho.


El segundo intento...


La masa subió mucho mejor pero demasiado tostadas de arriba...seguía sin comprar un peso!!!!!!




Y decoradas tampoco eran gran cosa...
Al final compré el peso, y midiendo las cantidades con cuidado conseguí  resultados mucho más aceptables:








Estos los hice de coco y estaban buenísimos!! Pero como podéis observar, la manga pastelera todavía no la controlaba demasiado...


En resumen, me tiré una semana entera harina para arriba mantequilla para abajo, engordando a mi cuñado día tras día, para conseguir mi primer buen resultado; fueron los minicupcakes de oreo que hice siguiendo la receta del blog de Alma, para variar, cambiando únicamente la leche normal por la condensada (todo lo que he ido aprendiendo se lo tengo que agradecer a sus maravillosos consejos).











Quedaron monísimos! y en mi casa fueron devorados!!!


Bueno pues, mucho mérito tenéis si habéis llegado hasta aquí!! Espero al menos haberos divertido o sacado una sonrisa.
Me despido por hoy y  volveré con más historias que contar! un beso para todos!!


Gisela.